Mantenimiento de los Grupos Electrógenos

Como la mayoría de herramientas el mantenimiento de los grupos electrógenos es necesario para su buen funcionamiento, obviamente, para que la inversión que has hecho en este equipo no quede en vano y sea totalmente eficiente al 100%, a continuación, te daremos una serie de sencillos pasos para que tu grupo electrógeno siga funcionando como el primer día.

¿Qué es necesario para el mantenimiento de los grupos electrógenos?

La mayoría compramos un grupo electrógeno cuando queremos tener la tranquilidad de que ningún fallo de la corriente afecte a nuestra rutina diaria, pero como bien hemos dicho anteriormente, si no realizamos el mantenimiento de los grupos electrógenos adecuado, este puede que nos falle y no nos proporcione la tranquilidad que buscamos. Para que esto no ocurra debemos probarlo regularmente y mantener limpio el equipo.

A la hora de realizar el mantenimiento, este debe ser por completo, incluyendo motor y componentes que lo forman, al igual que tampoco debemos olvidar realizar pruebas programadas periódicamente.

En cuanto al mantenimiento de los grupos electrógenos, es indispensable hacer el cambio de aceite y filtros; en cuanto al alternador y cuadro eléctrico, debemos realizar un examen en sus terminales y una excelente limpieza periódica.

Es importante, que si necesitas un producto que te ayude en la higiene de las piezas pequeñas de tu equipo, elijas uno especializado en el material de cada pieza, para evitar la corrosión o desgaste.

Como especialistas en grupos electrógenos, desde Enverd te recordamos que es necesaria hacer un mantenimiento al año, e incluso si es posible cada 6 meses cuando el equipo no se emplea habitualmente. Por otro lado, no debes olvidar realizar-le un arranque cada semana, o en el caso de que en el último mes hayas utilizado el grupo electrógeno, realízalo a los 30 días.

¿Qué pasos debemos realizar el correcto mantenimiento de los grupos electrógenos?

  1. Realiza una inspección general, así visualizarás todos los detalles del equipo, incluyendo el sistema de lubricación, el sistema de enfriamiento, el de combustible, la parte eléctrica donde se encuentran las baterías y el regulador de velocidad.
  2. Asegúrate de que no haya partes que visualmente estén dañadas o donde se haya acumulado mucha suciedad.
  3. Realiza esta comprobación semanalmente, para lograr controlar el aspecto de tu grupo electrógeno conjuntamente con la resistencia de pre-caldeo y le das un vistazo a los niveles de refrigerante, aceite y combustible. También asegúrate de que en ellos no haya fugas o alguna tuerca floja.
  4. Realiza un arranque de tu generador para saber si sigue en buen estado, comprueba mientras el motor está apagado el nivel de aceite utilizando la varilla incluida de un lado.
  5. Revisa el sistema de refrigeración con el motor frío para evitar quemarte las manos. Añade refrigerante si es necesario, y deja unos centímetros por debajo del nivel para que no ocurran derrames.

Ahora que ya estás perfectamente informado sobre el correcto mantenimiento de los grupos electrógenos, realiza este mantenimiento, o en el caso de que aún no tengas tu equipo ideal, échale un vistazo a nuestro catálogo y encuentra el perfecto para ti.

¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here